Acreditación de la prestación personal del servicio basta para que se configure la presunción de existencia de contrato laboral

Acreditación de la prestación personal del servicio basta para que se configure la presunción de existencia de contrato laboral

Así lo recordó la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia al conocer del caso de un trabajador que demandó el reconocimiento de un contrato de trabajo con quien consideraba su empleador, el cual había terminado sin justa causa.

Consideraciones de la Corte Suprema de Justicia

La Sala inició su análisis recordando que

el principio de la primacía de la realidad sobre las formas, constituye un elemento cardinal de nuestro ordenamiento jurídico laboral, el que se encuentra consagrado en el artículo 53 de la Constitución Política, conforme al cual los jueces pueden dejar a un lado las formas convenidas por las partes de una relación contractual para darle prevalencia a las condiciones bajo las cuales se desarrolla el negocio jurídico pactado.

Al amparo del mencionado principio, agregó la Corte, el artículo 24 del Código Sustantivo del Trabajo es claro al disponer que

toda prestación personal de servicio remunerada se presume regida por un contrato de trabajo, disposición que supone que al trabajador le basta demostrar la ejecución personal de la actividad, para que se presuma que se desarrolló bajo una relación de naturaleza laboral, supuesto que radica en cabeza del empleador el deber de demostrar que las labores se adelantaron de manera autónoma e independiente y sin el lleno de los presupuestos exigidos por la ley, para tener tal condición.

Por tal razón, en los eventos en que el presunto empleador al ser demandado alegue la existencia de otro vínculo distinto a uno laboral deberá probarlo pues

a la parte actora le basta probar la prestación personal del servicio, para que quede amparada con la presunción legal del precitado artículo 24 del CPL (sic), (es decir no tiene que presentar prueba directa de los actos de subordinación)», y le traslade a la contraparte la carga de desvirtuar el trabajo subordinado, con la prueba del hecho contrario, cual es la prestación del servicio de forma autónoma e independiente.

Consulte aquí el documento: