Así debe realizarse el conteo de los días de mora en el marco de contratos estatales

Así debe realizarse el conteo de los días de mora en el marco de contratos estatales

Con ocasión de un recurso de apelación desatado por la Sección Tercera, el Consejo de Estado tuvo oportunidad de precisar cómo debe efectuarse el conteo de los días de mora al interior de negocios jurídicos que involucren al Estado. Ello en tanto existía discrepancia frente a cuál normativa aplicar a efectos de realizar dicho cálculo.

Para la entidad, el Tribunal no debió contabilizar los días calendario sino los días hábiles y, para sustentar su aserto, indicó que en este caso es aplicable el artículo 70 del CC y el artículo 62 de la Ley 4 de 1913, en lugar de los preceptos contenidos en las leyes mercantiles, concretamente el artículo 829 del Código Comercio (CCo).

Consideraciones del Consejo de Estado

La Sala estableció, en primer lugar, que el régimen jurídico aplicable al contrato analizado era “el Estatuto General de Contratación de la Administración Pública, esto es, la Ley 80 de 1993, con sus modificaciones y reglamentaciones vigentes para el momento de la celebración del contrato, toda vez que la entidad contratante era un establecimiento público distrital cuyos contratos están disciplinados por dicha normatividad”.

A renglón seguido la alta corte señaló que “tanto el artículo 70 del CC, como el artículo 62 de la Ley 4 de 1913, se refieren a los plazos contenidos en las leyes, decretos y otros actos administrativos, o providencias judiciales. Conforme a la primera norma, tales plazos comprenden los días calendario, salvo disposición en contrario; mientras la segunda, contenida en una ley destinada principalmente a regular la actividad administrativa de los poderes públicos, prevé que en los plazos definidos en días se excluyen los días feriados y vacantes”. Aun con ello

[n]inguna de las normas aducidas por el apelante se refiere así a los negocios jurídicos, por lo que, según su tenor literal, estas no se aplican al contrato cuyo incumplimiento es discutido en el sub lite.

Con la finalidad de resolver este problema jurídico la Sección Tercera del Consejo de Estado dio aplicación a lo preceptuado por el artículo 13 de la Ley 80 de 1993 a la luz del cual “los contratos que, como el presente, sean celebrados por entidades públicas, “[…] se regirán por las disposiciones comerciales y civiles pertinentes, salvo en las materias particularmente reguladas en esta ley”.

Por lo tanto, como el conteo del plazo de una obligación contenida en un contrato estatal no se encuentra regulado específicamente en la Ley 80 de 1993, resulta aplicable el artículo 829 del CCo, cuyo parágrafo 1o establece que “[l]os plazos de días señalados en la ley se entenderán hábiles; los convencionales, comunes”. En consecuencia, en el Contrato 134 de 2004, como acto generador de obligaciones, los plazos estipulados en días, como los referentes a la forma y condiciones de pago (aptado. 3.3.1.1), se entienden en días comunes, no en días hábiles, por lo que su cómputo es efectuado según el calendario.

Consulte aquí el documento: CE S3 – mora en contratos – HM