Consejo de Estado recuerda cuál es la principal fuente de información a la que se acude para cuantificar el impuesto predial

Consejo de Estado recuerda cuál es la principal fuente de información a la que se acude para cuantificar el impuesto predial

En una reciente providencia, la Sección Cuarta del Consejo de Estado tuvo oportunidad de pronunciarse sobre el impuesto predial y la principal fuente de información utilizada a efectos de cuantificarlo. El pronunciamiento del máximo tribunal de lo contencioso administrativo se dio en el marco de un proceso de nulidad y restablecimiento del derecho promovido en contra de una Liquidación Oficial de Revisión proferida por la DIAN.

La Sala recordó sobre el particular que “el Catastro constituye la principal fuente de información a la que se acude para cuantificar el impuesto predial y, por esa razón, es admisible que la administración tributaria acuda a dicha información, con el objeto de verificar la correcta liquidación del tributo“.

Recuérdese que el

catastro estará constituido por un conjunto documentos de los cuales se obtenga una relación, más o menos sumatoria, de los tres elementos de propiedad inmueble del país: descripción física, su valor económico y su situación jurídica y es esa información, la que se refleja en el certificado catastral o en el boletín catastral, según sea el caso.

Aun con lo anterior, la jurisprudencia del Consejo de Estado ha precisado que “para determinar las circunstancias particulares de cada uno de los predios sujetos al gravamen al momento de su causación, es imperativo acudir al catastro, pues tanto la destinación, que determina la tarifa, como el avalúo, con el que se establece la base gravable, aparecen en el registro catastral”.  A su vez, también ha señalado la Sala en su jurispudencia que, cuando se presenten mutaciones catastrales, “pueden ser acreditadas ante el fisco dentro del proceso de determinación del impuesto predial, pero en estos eventos, la carga probatoria le corresponde a quien esté interesado en demostrar que la información catastral no está actualizada o es incorrecta”. 

De esta manera, recuerda el Consejo de Estado, ante “una divergencia entre dicha información [la catastral] y las circunstancias reales de los inmuebles al momento de la causación, deben prevalecer estas últimas siempre que sean debidamente probadas“.

Es decir, si se acredita que la información registrada en catastro, para la fecha de causación del tributo, está desactualizada o no es la correcta y, por ende, no corresponde con la realidad del predio, es criterio de la Sala que debe primar la realidad probada, a efectos de determinar en debida forma el tributo a cargo del contribuyente.

La Sala reiteró, al resolver el caso bajo examen, que es admisible aportar en el proceso judicial pruebas no presentadas en la sede administrativa “en virtud del principio de libertad probatoria y el consecuente derecho que le asiste a las partes de aportar los medios de prueba necesarios a fin de acreditar los supuestos de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen”.

Consulte aquí el documento: CE-SEC4-EXP2020-N24247_00682-01_Nulidad-Restab_20200618

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *