Corte Suprema define el principio de condición mas beneficiosa y su aplicación en casos de conflictos que versen sobre pension de sobrevivientes.

Situación fáctica: Mediante la sentencia del 29 de octubre de 2019 (M.P. Giovanni Francisco Rodríguez Jiménez, Rad No. 70491) la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia decidió un recurso de casación interpuesto por PORVENIR contra la sentencia de segunda instancia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali, dentro del proceso ordinario iniciado por Eloísa Peláez, quién solicita a la sociedad demandada el pago de la pensión de sobrevivientes, debido al fallecimiento del asegurado Miguel Antonio Chacón. Asimismo, solicitó que se descontaran de las mesadas pensionales lo pagado por concepto de devolución de saldos.

La demandante manifestó que, en calidad de cónyuge del fallecido, y en representación de sus hijas, solicita el pago de la pensión de sobrevivientes. Por otro lado, la sociedad demandada manifestó que no hay lugar al pago de dicha pensión, pues el causante no dejó el derecho consolidado. Esto, toda vez que no tenía 50 semanas cotizadas en los últimos 3 años previos a su deceso, y que la única obligación que la sociedad tenia era frente a la devolución de saldos, lo cual fue realizado debidamente.

En primera instancia, el fallador absolvió a la sociedad demandada. En segunda instancia, se revocó la sentencia apelada, en el sentido de declarar la excepción de compensación presentada por la sociedad demandada, declarar que el causante cumplió con los requisitos para que su cónyuge y sus hijas accedan a la pensión de sobrevivientes en aplicación del principio de condición mas beneficiosa, y condenar a la demandada a pagar la pensión de sobrevivientes.

Fundamento jurídico: En sede de casación, la Sala tuvo en cuenta que, frente a la aplicación del principio de condición más beneficiosa, es importante resaltar la variación que dicho concepto ha tenido a lo largo de los años. Manifiesta que, respecto al reconocimiento de las pensiones de sobrevivientes, la disposición legal que permite definir dicha prestación es la que se encuentre en vigor para la fecha de la muerte del causante, de forma que al causante en el caso concreto le era aplicable el artículo 12 de la Ley 797 de 2003, y, por lo tanto, debía acreditar 50 semanas sufragadas dentro de los 3 años anteriores al fallecimiento.

Por lo que, considera la Sala, que, si bien es cierto que, en materia de pensiones de sobrevivientes, ante la falta de un régimen de transición, se ha considerado la aplicación del principio de condición más beneficiosa, hace falta un régimen de transición para proteger a un grupo de personas que pese a que no tienen un derecho adquirido si cuentan con expectativas legitimas, y esto se aplica en respeto de la confianza legítima de los destinatarios de la norma.

Con base a lo anterior, la Sala manifestó que si bien la regla general es que la norma que rige este tipo de asuntos es la vigente cuando muere el causante, por vía de excepción se puede aplicar el principio de la condición más beneficiosa, siempre que el afiliado cumpla con las condiciones necesarias para ello.

Así, teniendo en cuenta que la nueva orientación jurisprudencial indica que para poder aplicar el principio de condición más beneficiosa es necesario que la persona cuente con una expectativa legitima para que opere el sistema general de seguridad social frente a la contingencia de la muerte, por lo que después de ello no es posible aplicar dicho parámetro. Esto, con fundamento en que el principio no puede convertirse en un obstáculo de cambio normativo y de adecuación de los preceptos a una realidad diferente. Por lo que, en resumen, el principio de condición más beneficiosa solo opera durante el periodo continuo en el que produce efectos para las personas con expectativas legitimas, pero no después de dicho periodo. En esa medida, la Sala trae a colación lo siguiente,

“el fallecimiento del afiliado es un supuesto ineludible de la causación del derecho a la pensión de sobrevivientes, no es un requisito de exigibilidad. Ello explica que no basta satisfacer la densidad de cotizaciones en cualquier tiempo para entender consolidado el derecho, sino que los dos elementos deben acontecer dentro del ámbito temporal que establece la ley. Este planteamiento permite entender la justificación de la condición más beneficiosa y su permanencia efímera.”

A partir de lo anterior, la Sala considera que debido a que el causante en el caso concreto falleció posteriormente a la expedición de la nueva ley, no resulta viable aplicar el principio de la condición más beneficiosa entre el transito legislativo. Por lo cual, no dejó causado el derecho a la pensión, y, en consecuencia, no hay lugar al reconocimiento pensional.

Finalmente, la Sala decide confirmar la sentencia proferida por el Juzgado Trece Laboral del Circuito de Oralidad de Cali, mediante la cual se absolvió a la sociedad demandada frente a las pretensiones de la demandante.

 

Fuente: Ver Sentencia

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *