¿Cuál es el término de caducidad para reclamar errores en el cobro de facturas de servicios públicos domiciliarios?

¿Cuál es el término de caducidad para reclamar errores en el cobro de facturas de servicios públicos domiciliarios?

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios fue consultada por un particular en los siguientes términos:

“(…) teniendo en cuenta lo señalado en los artículos 2535 y 2536 del código civil modificado por el artículo 8vo de la ley 791 de 2002 acudimos a ustedes respetuosamente con el ánimo de solicitarles se nos explique e indique si opera la figura jurídica de la prescripción para las devoluciones de cobros no autorizados para los servicios de acueduecto (sic) y alcantarillado para la vigencia 2008-2018. En aras de tener eficacia en los acuerdos celebrados con los usuarios y definir con certeza los intereses y el capital de las devoluciones. según lo indicado por ustedes en la resolución CRA 659 de 2013. (…)”.

Consideraciones de la SuperServicios

Con respecto a la devolución de cobros no autorizados, indicó la entidad, y de acuerdo con lo previsto en la Resolución CRA 659 de 2013, el procedimiento para la devolución de cobros no autorizados solo resulta aplicable a aquellas reclamaciones de carácter general; esto es, a aquellas que comprenden un número plural de interesados, cuando se han efectuado cobros al margen del régimen de los servicios públicos domiciliarios.

De otra parte la entidad recordó que el artículo 148 de la Ley 142 de 1994 señala que el prestador no puede cobrar servicios no prestados, ni tarifas o conceptos diferentes a los previstos en el contrato de servicios públicos, así como tampoco puede alterar la estructura tarifaria definida para cada servicio público domiciliario.

En tal sentido, nada obsta para que un suscriptor o usuario al que se le haya hecho un cobro no autorizado en su factura, realice la reclamación correspondiente, en virtud de las disposiciones previstas en el Título VIII (Contrato de Servicios Públicos), Capítulo VII (Defensa del Usuario en Sede de la Empresa) de la Ley 142 de 1994.

Lo anterior lo corrobora además el hecho de que de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 132 de la Ley 142 de 1994, el contrato de servicios públicos se rige por previsto en dicha ley, por las condiciones especiales que se pacten con los usuarios, por las condiciones uniformes que establezcan los prestadores y por las normas civiles y comerciales.

(…)

[C]onviene recordar que conforme a lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 154 de la Ley 142 de 1994, aplicable a TODOS los servicios públicos domiciliarios, no proceden reclamaciones contra facturas que tengan más de cinco (5) meses de haber sido expedidas por las empresas de servicios públicos.

El anterior es un término de caducidad para el ejercicio del derecho que tiene el usuario, individualmente considerado, para presentar reclamos, mediante el cual se castiga la negligencia del usuario que no reclama en tiempo sus inconformidades y se da certeza a la factura que expide la empresa para que no permanezca de manera indefinida con la incertidumbre de sí el usuario discutirá o no el valor de los servicios facturados en un período determinado.

Este término para el ejercicio al derecho a reclamar, guarda armonía con el que tienen los prestadores de servicios públicos para reclamar valores que no fueron oportunamente facturados, y que también es de cinco (5) meses de conformidad con lo dispuesto en el artículo 150 de la Ley 142 de 1994.

De acuerdo con lo dicho, ha de decirse que en materia de reclamaciones individuales por facturación, el término máximo legal para hacer reclamaciones, es el contenido en el artículo 154 de la Ley 142 de 1994 al que hemos hecho referencia.

Así las cosas, concluye la entidad, el término de prescripción de las facturas es de cinco (5) años contados desde el momento en que estas se hacen exigibles, a la luz de lo dispuesto en los artículos 2535 y 2536 del Código Civil.

Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, concepto 724 del 30 de septiembre de 2020

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *