El Consejo de Estado reiteró su jurisprudencia sobre la firmeza de las autoliquidaciones de contribuciones parafiscales

El Consejo de Estado reiteró su jurisprudencia sobre la firmeza de las autoliquidaciones de contribuciones parafiscales

Con ocasión de un litigio entre la Corporación Deportiva Atlético Nacional y la UGPP la Sección Cuarta del Consejo de Estado reiteró su jurisprudencia en lo tocante a la firmeza de las autoliquidaciones de contribuciones parafiscales.

En el caso analizado por el Consejo de Estado la UGPP había propuesto al Atlético Nacional “modificar las autoliquidaciones y pagos al Sistema de la Protección Social por los años gravables 2007, 2008, 2009, 2010 y los períodos comprendidos entre enero a septiembre de 2011, por mora e inexactitud”, y determinó finalmente como valor a pagar $4.469.815.199 “por concepto de mora e inexactitud en los aportes realizados por Corporación Deportiva Club Atlético Nacional en los períodos antes referidos”.

Consideraciones del Consejo de Estado

El problema jurídico principal trazado por la Sala se oriento en estudiar “si en el presente asunto operó o no la firmeza de las planillas de autoliquidación de aportes correspondientes a los períodos de enero a diciembre de 2007 al 2010 y de enero a septiembre de 2011”.

Con el propósito de dilucidar la controversia el máximo tribunal de lo contencioso administrativo echó mano de su jurisprudencia, en especial de lo establecido en la sentencia del 30 de septiembre de 2021. Allí se indicó, entre otras, que

(…) el artículo 156 de la Ley 1151 de 2007 determinó que el procedimiento para la determinación de las contribuciones parafiscales de la protección social debía ajustarse a lo establecido en el Libro V, Títulos I, IV, V y VI del Estatuto Tributario.

En el artículo referido no se previó el término en el que la UGPP podría iniciar esas actuaciones, ni el término de firmeza de las autoliquidaciones de aportes, por lo que resulta aplicable lo dispuesto en el artículo 714 del E.T.

Según esa norma, la declaración tributaria queda en firme si dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar no se ha notificado requerimiento, y si la declaración inicial se presentó en forma extemporánea, los dos (2) años se cuentan a partir de la fecha de la presentación de la misma.

(…)

Valga precisar que, en cuanto al término de firmeza de las autoliquidaciones del Sistema de Protección Social y contribuciones parafiscales, el artículo 714 del ET es aplicable solo para aquellas presentadas con anterioridad a la entrada en vigencia de la Ley 1607 de 2012.

Lo anterior, porque la citada ley incluyó una norma especial frente al término que tiene la UGPP para iniciar las acciones sancionatorias y de determinación de las contribuciones parafiscales. En efecto, en el parágrafo 2 del artículo 178 de la Ley 1607 de 2012 se señala que la UGPP tiene cinco (5) años para ejercer su facultad fiscalizadora, con la notificación del requerimiento de información o del pliego de cargos, contados a partir de la fecha en que el aportante debió declarar, declaró valores inferiores o se configuró el hecho sancionable.

A la luz de este criterio jurisprudencial la Sección Cuarta sostuvo la procedencia en la aplicación del artículo 714 del Estatuto Tributario “a las contribuciones de la protección social, la cual prevé la firmeza de la declaración dentro de los dos años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar o de la presentación de la declaración extemporánea, según el caso, si no se ha notificado requerimiento especial”.

Nótese que esta remisión a la firmeza de la declaración prevista en la legislación tributaria, solo es aplicable a las planillas de autoliquidaciones de aportes presentadas con anterioridad a la promulgación de la Ley 1607 de 2012, por cuanto esta normativa determinó un término especial de cinco (5) años para que la UGPP iniciara los procedimientos sancionatorios y de determinación de las contribuciones parafiscales.

(…)

En orden de ideas, con arraigo en el criterio expuesto por la Sección, no es cierto que las facultades de fiscalización de la UGPP no tenían límite temporal para los períodos cuestionados, por el contrario, antes de la entrada en vigencia de la Ley 1607 de 2012, resultaba aplicable la remisión del artículo 156 ibídem a la legislación fiscal, la cual en su artículo 714 prescribía un término preclusivo de dos años para la actuación de la Administración, so pena de tornar la declaración en inmodificable, circunstancia que ocurrió en el sub júdice, pues el requerimiento para declarar y/o corregir fue notificado de manera extemporánea.

De cara a la situación fáctica analizada la Sala destacó que al ser anterior a la Ley 1607 de 2012 correspondía dar aplicación “de lo que preveía el artículo 714 ibídem, vigente para la época de los hechos, esto es, la firmeza de la declaración (autoliquidación de aportes) dentro de los dos años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar si no se profiere requerimiento para declarar”.

Consulte aquí el documento: CE S4 – sentencia aportes – HM