El Ministerio de Hacienda y Crédito Público emitió un Decreto para reglamentar los artículos 70 y 73 del Estatuto Tributario y modificar el Decreto 1625 de 2016 Único Reglamentario en Materia Tributaria.

Situación fáctica: El Ministerio de Hacienda y Crédito Púbico emitió un Decreto por el cual se reglamentaron los artículos 70 y 73 del Estatuto Tributario, y se modificó el Decreto 1625 de 2016 Único Reglamentario en Materia Tributaria, con el fin de sustituir los artículos 1.2.1.17.20  y 1.2.1.17.21 del capítulo 17, Título 1 Parte 2 Libro 1. Lo anterior, en relación con el ajuste del costo de los activos fijos, para efectos de determinar la renta o ganancia ocasional por el año gravable 2019.

Fundamento jurídico: El Ministerio parte de la necesidad de sustituir los artículos 1.2.1.17.20 y 1.2.1.17.21 el capitulo 17 del titulo 1 de la parte 2 del libro 1 del Decreto 1625 de 2016, con el fin de reglamentar los artículos 70 y 73 del Estatuto Tributario. En concreto, la modificación se da para incorporar artículos relacionados con el ajuste por el año gravable 2019, frente al costo de los activos fijos para determinar la renta o ganancia ocasional por el año gravable 2019.

De igual forma, el Ministerio tuvo en cuenta que el incremento porcentual del índice de precios al consumidor para “clase media” durante el periodo comprendido entre el primero (1°) de enero de 2018 y el primero (1°) de enero de 2019, fue de 3.26%.

Así, los artículos en cuestión quedaron sustituidos bajo el siguiente tenor (negrilla fuera de texto):

 

“Artículo 1.2.1.17.20.- Ajuste del costo de los activos fijos. Los contribuyentes podrán ajustar el costo de los activos fijos por el año gravable 2019, en tres puntos treinta y seis por ciento (3.36%), de acuerdo con lo previsto en el artículo 70 del Estatuto Tributario.”

“Artículo 1.2.1.17.21.- Costo fiscal para determinar la renta o ganancia ocasional. Para efectos de determinar la renta o ganancia ocasional, según el caso, proveniente de la enajenación durante el año gravable 2019, de bienes raíces y de acciones o aportes que tengan el carácter de activos fijos, los contribuyentes que sean personas naturales podrán tomar como costo fiscal cualquiera de los siguientes valores:

  1. El valor que se obtenga de multiplicar el costo fiscal de los activos fijos enajenados, que figure en la declaración de renta por el año gravable de 1986 por treinta y ocho (38.00) si se trata de acciones o aportes, y por trescientos cuarenta y uno punto cincuenta y cuatro (341.54), en el caso de bienes raíces.
  2. El valor que se obtenga de multiplicar el costo de adquisición del bien enajenado por la cifra de ajuste que figure frente al año de adquisición de este.

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 73 del Estatuto Tributario, en cualquiera de los casos señalados en los numerales 1 y 2, la cifra obtenida, puede ser incrementada en el valor de las mejoras y contribuciones por valorización que se hubieren pagado, cuando se trate de bienes raíces.

En el momento de la enajenación del inmueble, se restará del costo fiscal determinado de acuerdo con el presente artículo, las depreciaciones que hayan sido deducidas para fines fiscales.

Parágrafo: El costo fiscal de los bienes raíces, aportes o acciones en sociedades determinado de acuerdo con este artículo, podrá ser tomado como valor patrimonial en la declaración de renta y complementarios del año gravable 2019.”

 

Fuente: Ver Decreto MinHacienda

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *