El MinTIC radicó el nuevo proyecto de ley de modernización al sector postal

El MinTIC radicó el nuevo proyecto de ley de modernización al sector postal

Después de instalada la cuarta y última legislatura el día de ayer, el MinTIC radicó en la Cámara de Representantes el proyecto de ley 019/2021C “por medio del cual se regula la simplificación y modernización del sector postal y se adoptan otras disposiciones”:

Debe recordarse que la cartera ministerial ya había radicado el pasado mes de abril un proyecto de ley similar, frente al cual solicitó su retiro el 15 de junio ante la Comisión Sexta de la Cámara.

Sobre este tema consulte:

Ejes fundamentales del proyecto

De conformidad con la justificación presentada por el MinTIC en el proyecto de ley radicado, la iniciativa de reforma a la Ley 1369 de 2009 tiene como finalidades:

  1. La adecuación de las definiciones y las reglas de prestación de los servicios postales a las necesidades de masificación del comercio electrónico y la digitalización;
  2. Procurar condiciones simétricas del marco legal aplicable a los diferentes servicios del sector TIC;
  3. Fortalecimiento de las funciones de inspección, vigilancia y control del sector;
  4. Modificación al régimen de sanciones postales,
  5. Fortalecimiento de la lucha contra la ilegalidad en el sector postal.

Algunos temas objeto de reforma

El MinTIC plantea ajustar la definición de autoprestación, en razón a que esta corresponde al envío de objetos propios por una persona natural o jurídica, y no se puede considerar como la prestación en sí misma de un servicio postal.

Por otra parte, y dado que la Ley 1369 de 2009 no es clara respecto a quien debe asumir el pago de la contraprestación periódica cuando existe interconexión entre los operadores, es necesario dar claridad de quienes deben efectuar la contraprestación, es decir, que solo el operador interconectado o primer operador que participe en la interconexión para la entrega de un objeto postal deberá asumir el pago de la misma. De igual forma, el libre acceso a las redes postales debe surgir de un acuerdo de voluntades entre los diferentes actores, excepto cuando el operador demuestre que técnicamente no puede ofrecer dicho acceso.

La entidad también propone en su proyecto que la prestación del servicio postal universal pueda ser prestado por más de un operador, de tal manera que tanto ciudadanos como las entidades que son parte de las ramas del poder público puedan recibir un servicio de mayor calidad bajo un esquema de mayor eficiencia.

Sobre el área de reserva para el servicio de correo prestado por el OPO, se busca generar mayores niveles de protección para la aplicación de la excepción contemplada en el artículo 15 de la Ley 1369 de 2009, estableciendo la obligatoriedad de presentar las respectivas justificaciones por parte de aquellas entidades públicas, que por necesidad requieran la contratación del servicio de mensajería expresa, en oposición a los contemplados en el área de reserva.

A partir de la prórroga de la actual licencia de correo o de la expedición de una nueva, se establece que el área de reserva estará compuesta por los siguientes servicios: correo prioritario, no prioritario y la certificación, incluyendo además su prestación a la Comisión Nacional del Servicio Civil y a los organismos de control.

De otra parte, el proyecto buscaría promover la habilitación general para los operadores de mensajería expresa, facilitando el ingreso, la sostenibilidad y el crecimiento tanto de los actuales como de nuevos competidores en el mercado, así como fortalecer los requisitos patrimoniales de los operadores postales de pago, en aras de proteger los usuarios de estos servicios.

A través de la reforma de los artículos 18 y 22, el MinTIC busca en primer lugar instaurar legalmente una supervisión basada en riesgos, diferenciando con claridad lo que corresponde a inspección y vigilancia y lo que corresponde a prevención y control, modelo que cuenta con suficiente tradición en Colombia en distintos sectores, como el financiero, el sector salud o el sector solidario, en los cuales ha demostrado su efectividad.

En este sentido, se propone reformar el artículo 22 para determinar con precisión la finalidad del modelo de riesgos, y aumentar el compromiso de las Juntas Directivas y órganos administrativos de las entidades vigiladas frente a los servicios prestados, para que se mejore el procesamiento y la calidad de la información que va a servir de insumo para la administración de riesgos. En esta vía, se busca impulsar las mejores prácticas de gobierno corporativo y los mejores códigos de ética, para que se promuevan altos estándares de transparencia, confianza y calidad del servicio, lo cual termina convirtiéndose en el activo más valioso de la industria.

De manera general, se busca que se pueda verificar y evaluar el cumplimiento de las obligaciones legales, reglamentarias y contractuales de los operadores postales, en los ámbitos jurídico, financiero, operativo, técnico y contable, dándosele relevancia y atención a hechos o actos que por su naturaleza y consecuencias afecten el servicio postal o pongan en riesgo los derechos de terceros de buena fe.

La entidad también busca actualizar los artículos 38 y 39 de la Ley 1369 de 2009 y reformular el espectro del monto de las sanciones que puede imponer el MinTIC,

teniendo como punto de partida la amonestación escrita, resultando apropiado traer a colación en este aspecto lo indicado por la Corte Constitucional, cuando a propósito del régimen sancionatorio del MinTIC indicó que “existe un vínculo estrecho entre la adopción del régimen sancionatorio en materia de tecnologías de la información y de las comunicaciones -incrementando las multas que pueden imponerse a las personas jurídicas- y el objetivo específico de conferir mayor vigor a las tareas de vigilancia y control del sector y de actualizar las sanciones a las necesidades que han ido surgiendo”, necesidades hoy traducidas en potencializar los servicios postales en el marco de la economía digital y el comercio electrónico, relación que ha venido en ascenso paulatino, como previamente se reseñó.

Consulte aquí el documento: