El reconocimiento y pago de la prima extralegal por parte del contratante al contratista estaría gravada, en principio, con IVA

El reconocimiento y pago de la prima extralegal por parte del contratante al contratista estaría gravada, en principio, con IVA

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- fue consultada por un particular en los siguientes términos:

En un contrato de prestación de servicios, el contratista se obliga a realizar el pago de una prima extralegal a sus empleados, prima extralegal que será pagada por el contratante al contratista, ¿El pago que realiza el contratante al contratista por la prima extralegal está excluida del impuesto sobre las ventas -IVA?

Consideraciones de la DIAN

La entidad consultada partió de la premisa según la cual “[los ingresos laborales recibidos por los empleados] no están sometidos al impuesto sobre las ventas- IVA según lo dispone el artículo 1.3.1.13.4. del Decreto 1625 de 2016”. Esta norma, trasncrita por la DIAN, dispone:

Artículo 1.3.1.13.4. Los ingresos laborales, la contraprestación del socio industrial y los honorarios de miembros de juntas directivas, no están sometidos al impuesto sobre las ventas. Los ingresos provenientes de la relación laboral o legal y reglamentaria no están sometidos al impuesto sobre las ventas. Así como tampoco los ingresos que perciban los socios industriales como contraprestación a su aporte, ni los honorarios percibidos por los miembros de juntas directivas.

Así las cosas, señaló la Dirección,

la prima extralegal recibida por los empleados al tratarse de un ingreso laboral que no constituye salario, según lo establecido en el artículo 128 del Código Sustantivo del Trabajo, por disposición legal es un ingreso no gravado con el impuesto sobre las ventas.

La relación contractual entre el contratante y contratista

Sobre este punto la DIAN destacó que a la luz de la normativa tributaria “la prestación de servicios en el territorio nacional es un hecho generador del impuesto sobre las ventas- IVA, con excepción de los servicios expresamente excluidos”.

Así, para efectos del impuesto sobre las ventas el artículo 1.3.1.2.1. del Decreto 1625 de 2016 determina como servicio “toda actividad, labor o trabajo prestado por una persona natural o jurídica, o por una sociedad de hecho, sin relación laboral con quien contrata la ejecución, que se concreta en una obligación de hacer, sin importar que en la misma predomine el factor material o intelectual, y que genera una contraprestación en dinero o en especie, independientemente de su denominación o forma de remuneración”.

Para la DIAN, entonces, la regla general indica que

la base gravable del IVA en la prestación de servicios es la determinada en los artículos 447 a 449 del Estatuto Tributario. En esa medida, los pagos que efectúa un contratante a su contratista por los servicios prestados, independientemente de la destinación posterior que este último les dé, por regla general, están gravados con este impuesto. Esto, salvo que aplique una exención o exclusión particular. Lo anterior considerando que, en virtud del principio de legalidad, consagrado en el artículo 338 de la Constitución Política, en materia de impuestos, las exoneraciones o exclusiones son de interpretación restrictiva y se concretan a las expresamente señaladas por la Ley. En consecuencia, no es factible, en aras de una interpretación analógica o extensiva de las normas, derivar beneficios o tratamientos preferenciales no previstos en ella.

DIAN, oficio 505 [914967] de 2021