Empleadores tienen la obligación de responder por la totalidad del aporte al sistema pensional, incluso si no efectuaron el descuento al trabajador

Empleadores tienen la obligación de responder por la totalidad del aporte al sistema pensional, incluso si no efectuaron el descuento al trabajador

Así lo recordó la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia al conocer del caso de una trabajadora que demandó a Colpensiones “con el fin de que le fuera reconocida y pagada la pensión de invalidez de origen común a partir del 1 de agosto de 2004, junto con las mesadas adicionales de junio y diciembre, así como los intereses moratorios”.

Consideraciones de la Corte Suprema de Justicia

La Sala reseñó primeramente su sólido criterio jurisprudencial según el cual la validez de las semanas cotizadas, por la mora del empleador en el pago del aporte, no puede ser cuestionada o desconocida por la entidad de seguridad social. Así lo ha señalado el máximo tribunal de la jurisdicción ordinaria, entre otras en la sentencia CSJ SL782.2013.

[E]n el caso de trabajadores subordinados, la cotización se causa con la prestación del servicio, con independencia de la fecha en que se efectúe el pago. De ahí, que cuando se cancelan cotizaciones en mora de los trabajadores dependientes, se entiende que corresponden a la fecha en que fueron causadas, esto es, cuando se prestó el servicio subordinado, conforme a las reglas de imputación de pagos.

Así las cosas, agregó la Corte,

el trabajador dependiente cumple con su deber, realizando la labor para la que fue contratado, y es al empleador, posterior a la afiliación, a quien, de conformidad con lo señalado en el artículo 22 de la Ley 100 de 1993, le corresponde realizar el pago a la administradora pensional y que, de no hacerlo en los términos legales, se generan unos intereses moratorios.

La norma citada por la Sala de Casación Laboral señala que:

El empleador será responsable del pago de su aporte y del aporte de los trabajadores a su servicio. Para tal efecto, descontará del salario de cada afiliado, al momento de su pago, el monto de las cotizaciones obligatorias y el de las voluntarias que expresamente haya autorizado por escrito el afiliado, y trasladará estas sumas a la entidad elegida por el trabajador, junto con las correspondientes a su aporte, dentro de los plazos que para el efecto determine el Gobierno.

El empleador responderá por la totalidad del aporte aun en el evento de que no hubiere efectuado el descuento al trabajador.

Por lo tanto, antes de que la administradora de pensiones traslade las consecuencias del no pago de los aportes al empleador, al afiliado o a sus beneficiarios, debe probar que, previamente cumplió con su obligación de manera diligente, que no es otra sino la de realizar las correspondientes acciones de cobro, tal y como lo dispone el artículo 24 ibídem, pues es responsabilidad suya garantizar la efectividad de los derechos de los afiliados.

En ese orden, su labor no consiste en el simple recaudo de los aportes, sino que, como administrador de esos recursos, tiene la obligación legal de vigilancia, a fin de que estos se hagan efectivos aun ejerciendo, de ser necesario, las acciones coercitivas pertinentes.

Consulte aquí el documento: CSJ-SCL-EXP2020-N76856-SL4735_Sentencia_20201201