¿Es discriminatorio la exigencia de registro de contratos de importación de tecnología en convenios para evitar doble imposición?

¿Es discriminatorio la exigencia de registro de contratos de importación de tecnología en convenios para evitar doble imposición?

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- fue consultada por un particular en los siguientes términos, frente al convenio para evitar la doble imposición entre Colombia y el Reino Unido:

¿El requisito contemplado en el inciso 2 del artículo 123 del Estatuto Tributario y las disposiciones de la Resolución 62 de 24 de febrero de 2014 de la DIAN son aplicables a las sociedades nacionales que celebren contratos de asistencia técnica prestados desde el exterior, cuyos pagos beneficien a una o varias sociedades residentes en el Reino Unido de Gran Bretaña, en consideración de que el capital de esta es poseído total o parcialmente por parte de aquella o aquellas?

Consideraciones de la DIAN

Para la DIAN la consulta planteada se resuelve a partir de la solución al siguiente interrogante: ¿la obligación del registro de los contratos de importación de tecnología opera únicamente para las sociedades nacionales cuyo capital esté, total o parcialmente, poseído o controlado, directa o indirectamente, por uno o varios residentes de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte?

La solución a lo antepuesto, desde luego, es negativa, ya que, como se sabe, el mencionado registro es una obligación a cargo de todos los contribuyentes en general; de los cuales, tratándose de personas jurídicas, no se hace distinción alguna para el efecto sobre si su capital está, total o parcialmente, poseído o no, controlado o no, directa o indirectamente, por uno o varios residentes del exterior (en particular, del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte).

La entidad recordó que mediante Oficio 100208221-1454 de 2020 se manifestó al respecto que:

“(…) el artículo 12 de la Decisión 291 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, norma supranacional integrada al ordenamiento jurídico colombiano, instaura que los contratos de importación de tecnología ‘serán registrados ante el organismo nacional competente del respectivo País Miembro’; disposición que, a su vez, fue objeto de reglamentación por parte del Gobierno Nacional con el Decreto 259 de 1992 y siguientes.

Con este contexto – y atendiendo lo señalado en el Decreto 4176 de 2011, entre otra normativa – mediante la Resolución N° 000062 de 2014 se reglamentó y estableció la forma, contenido y términos para el registro de los contratos de importación de tecnología ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN, que deben adelantar los contribuyentes en general.

Por lo tanto, el registro de los contratos de importación de tecnología, ordenado por la misma Decisión 291, es una exigencia que deben atender los contribuyentes que intervengan en este tipo de operaciones (…)” (resaltado fuera de texto).

Así las cosas,

a la luz del apartado 5 del artículo 23 del CDI celebrado entre la República de Colombia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, el registro de los contratos de importación de tecnología no resulta discriminatorio.

Consulte aquí el documento: DIAN-Concepto-2020-N0907489_1524_20201126