¿Es posible usar la utilidad neta del estado del resultado como criterio único para establecer una política de dividendos?

¿Es posible usar la utilidad neta del estado del resultado como criterio único para establecer una política de dividendos?

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública -CTCP- conoció de una consulta en la que, tras una reseña de factores a considerar, se planteaba las siguientes interrogantes:

  1. ¿El saldo que acumula la cuenta de Ingresos indicada se presenta en el Estado del resultado integral y es parte integrante de la ganancia (utilidad) total del ejercicio o año?
  2. ¿La ganancia (utilidad) del ejercicio así obtenida (con el ingreso mencionado) es la que queda a disposición del máximo órgano para su distribución en el siguiente año? (…).

Consideraciones del Consejo Técnico de la Contaduría Pública

Al respecto la Entidad precisó que el objetivo de los estados financieros elaborados bajo las Niif no es el de determinar el importe del resultado que puede ser objeto de distribución al final del período, el resultado integral resume los cambios ocurridos durante el período, distintos de los aportes y distribuciones a los propietarios, y este permite conocer medidas de rendimiento o desempeño de una entidad, que bien podrían o no podrían ser objeto de distribución. Señaló que

es un error utilizar la utilidad neta del estado del resultado, como criterio único para establecer una política de dividendos, cuando se utilizan valores corrientes como base de medición algunas ganancias puede que aún no hayan sido realizadas. Por ello, al establecer la política de dividendo de una entidad, quienes realizan la propuesta de distribución deberían considerar otros factores, tales como las necesidades de financiación de la entidad, su liquidez actual y proyectada, los riesgos que afronta la entidad, y restricciones legales.

Por tanto, al establecer la política de dividendo de una entidad, quienes realizan la propuesta de distribución deberían considerar otros factores, tales como las necesidades de financiación de la entidad, su liquidez actual y proyectada, los riesgos que afronta la entidad, y restricciones legales.

Tras hacer un análisis de los factores a considerar, la Entidad concluye que el valor adecuado para la distribución de dividendos resulta de la evaluación de una serie de factores que deberán ser considerados por los administradores al presentar la propuesta de distribución de utilidades, que podrían incluir:

  • Liquidez de la entidad;
  • Existencia de contratos con terceros que impongan restricciones sobre la distribución de utilidades;
  • Aspectos tributarios de sus accionistas;
  • Requerimientos legales sobre distribución de utilidades;
  • Presupuesto o proyecciones financieras de la entidad

Consulte el documento aquí: