Gracias a los incentivos tributarios, Bogotá adquirirá más de 450 vehículos eléctricos a favor de la sostenibilidad en la movilidad y el transporte, el medio ambiente y la salud de las personas

Situación fáctica: Por medio de un comunicado emitido el 23 de diciembre de 2019, el Ministerio de Minas y Energía informó la implementación de nuevos buses eléctricos para la movilidad sostenible en Bogotá por medio de incentivos tributarios impulsa la sostenibilidad en el transporte, lo cual ha favorecido económicamente al país. Esto, pues le ha permitido ahorrar, aproximadamente, $150.000 millones de pesos por cuenta de las exenciones de IVA y aranceles.

Fundamento jurídico: Debido a la adquisición de 483 vehículos eléctricos, los cuales llegaran gradualmente al sistema de transporte masivo de Bogotá, se ha impulsado e innovado en la movilidad en Bogotá.

En efecto, gracias a los incentivos tributarios incluidos en la ley de movilidad eléctrica y sostenible, la ciudad podrá lograr ahorros importantes por las exenciones de IVA y aranceles. Asimismo, se adquirieron 741 articulados de Transmilenio con combustión a gas y estándar de emisión Euro VI, lo cual reduce en un 40% las emisiones de carbono y en un 96% el material particulado.

De igual forma, el Gobierno se encuentra desarrollando propuestas para mejorar la calidad de los combustibles, con el fin de propender por la sostenibilidad del medio ambiente y la ciudad.

De acuerdo a un concepto del Ministerio de Energía del 23 de diciembre de 2019, una vez el presidente Iván Duque sancionó la ley de movilidad eléctrica y sostenible, Bogotá ha efectuado la compra de diversos elementos y vehículos eléctricos, los cuales aportan beneficios tributarios para la ciudad. A saber, la exención del IVA y aranceles para la adquisición de vehículos de transporte público.

Así,

 

“Bogotá se convierte en la ciudad del país y de Latinoamérica con el mayor número de buses eléctricos, gracias a la adquisición de estos vehículos eléctricos que entrarán de manera gradual, a partir del año 2020, para atender rutas zonales del Sistema Integrado de Transporte y alimentadoras de Transmilenio en las localidades de Fontibón, Suba y Usme.”

 

Con todo, es claro que la implementación de la nueva norma de movilidad eléctrica y sostenibilidad favorecerá ampliamente el medio ambiente y la salud de los ciudadanos bogotanos. Asimismo, traerá mejoras significativas para los ciudadanos en la prestación del servicio y el cuidado del medio ambiente, al tratarse de buses de cero emisiones.

Sin embargo, es menester considerar que la implementación de buses eléctricos implica un aumento generalizado en el consumo de energía, lo cual se pretende atender garantizando el suministro de energía limpia para los vehículos adquiridos, a través de la incorporación de energías renovables en la matriz eléctrica.

 

Fuente: Ver Comunicado

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *