La DIAN recuerda los elementos presentes en la causación de la contribución pública

La DIAN recuerda los elementos presentes en la causación de la contribución pública

Con ocasión de una consulta eleveda por un particular frente a la Estampilla Pro Universidad Nacional de Colombia y la contribución pública, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales se pronunció sobre el hecho generador de estos dos tributos.

Consideraciones de la DIAN

En lo que respecta a la Estampilla Pro Universidad Nacional de Colombia la DIAN recordó, en primer lugar, que su hecho generador está constituido

Ley 1697 de 2013. Artículo 5.

 (…) por todo contrato de obra que suscriban las entidades del orden nacional, definidas por el artículo 2° de la Ley 80 de 1993, en cualquier lugar del territorio en donde se ejecute la obra, sus adiciones en dinero y en cualquiera que sea la modalidad de pago del precio del contrato. En tal caso, el hecho generador se extiende a los contratos conexos al de obra, esto es: diseño, operación, mantenimiento o interventoría y demás definidos en la Ley 80 de 1993, artículo 32 numeral 2.

Parágrafo. Quedan incluidos los contratos de obra suscritos por las empresas industriales y comerciales del Estado y de empresas de economía mixta cuya ejecución sea con recursos del Presupuesto General de la Nación.

La doctrina de la DIAN al referirse sobre esta estampilla ha señalado que en lo que toca

al elemento subjetivo del hecho generador del tributo, este se configura cuando se celebran contratos de obra y conexos por entidades públicas del orden nacional, definidas por el artículo 2 de la Ley 80 de 1993, sin que exista un tratamiento diferencial, si se trata de entidades que están sometidas al régimen de contratación pública o aquellas que se rigen por normas de derecho privado.

(…)

La celebración de contrato de obra o conexos, que da lugar a la configuración del hecho generador de la Estampilla objeto de estudio, obedece al factor objetivo.

Así, todo contrato de obra y conexos que celebren con las entidades públicas del orden nacional causará el tributo a cargo del contratista.

Así las cosas, la norma y la doctrina concordante son claras en expresar como hecho generador de la Estampilla los “contratos de obra y conexos que celebren con las entidades públicas del orden nacional”.

De otra parte, reseñó la entidad administrativa consultada, la contribución a obra pública corresponde a “tributo destinado a la seguridad pública”.

[E]l contratista es el contribuyente del tributo, esto es, la persona que realiza el hecho gravado y está obligado al pago de la contribución; y la entidad de derecho público contratante es la responsable, es decir, la encargada de retener y consignar la contribución en la cuenta especial señalada para ello. Dependerá del carácter de la entidad de derecho público contratante (nacional, departamental o municipal) la contribución que se pagará a la Nación, al Departamento, o al Municipio, quienes son los sujetos activos del tributo.

Así las cosas, la causación del tributo se ciñe al cumplimiento de un elemento objetivo asociado a la suscripción de contratos de obra pública, y uno subjetivo, en tanto requiere que los contratos sean suscritos con entidades de derecho público. Así, la ley estableció el tributo sobre todos los contratos de obra celebrados con entidades de derecho público, sin tomar el régimen contractual como referente del hecho generador.

Aunado a lo anterior la DIAN manifestó que “no es el régimen contractual de la entidad de derecho público el elemento o factor relevante para la causación de la contribución de obra pública”. El factor relevante es, en contraposición,

que una de las partes sea una entidad de derecho público y que el objeto del contrato sea una de las actividades descritas en el artículo 32 de la Ley 80 de 1993. De manera que, siempre que se cumpla con los elementos subjetivo y objetivo para la configuración del tributo, el mismo deberá retenerse por parte de la entidad responsable y pagarse ante el sujeto activo según corresponda.

En consecuencia, deberá en cada caso concreto analizarse si se configuran individualmente en cada uno de los contratos los elementos (objetivo y subjetivo) de cada uno de los tributos objeto de consulta y, así proceder con la retención o no, cuando aplique, de los valores respectivos.

DIAN, concepto 268 [901775] de 2022