La primacía de la realidad sobre las formas irradia las relaciones laborales colectivas, y en esa medida ampara los derechos sindicales

La primacía de la realidad sobre las formas irradia las relaciones laborales colectivas, y en esa medida ampara los derechos sindicales

Así lo manifestó la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia al analizar el caso de unos trabajadores que presuntamente se encontraban amparados por fuero circunstancial sindical y, en esa medida, no podían ser despedidos por su empleador.

Consideraciones de la Corte Suprema de Justicia

La Sala inició su análisis precisando que el denominado principio de la primacía de la realidad sobre las formas

irradia todos los intereses tanto individuales como colectivos de las personas trabajadoras en el marco de las relaciones de trabajo, de modo que la revelación de la existencia de una verdadera relación laboral debe venir acompañada de todos sus efectos y consecuencias jurídicas.

En esa medida, si este principio tiene aplicación también en el contexto del derecho laboral colectivo, para la Corte Suprema de Justicia resulta claro que

los derechos de sindicación y negociación colectiva no debe descender a un escenario etéreo de discusión en el que dependa del análisis de la conducta o convencimiento del empleador en la existencia de la relación laboral.

Por tal razón, concluyó la Sala de Casación Laboral

[e]n el caso que se examina, los hechos indiscutidos evidencian una conducta claramente antisindical del empleador al despedir a los actores una vez decidieron ejercer sus derechos de sindicación y negociación colectiva.

Consulte aquí el documento: Sentencia SCL – fuero sindical y contrato realidad – HM