La Superintendencia de Industria y Comercio ordena a productores y proveedores de servicios automotores informar y hacer campañas de seguridad en vehículos.

Situación fáctica: La Superintendencia de Industria y Comercio publica un Proyecto dirigido a los productores y a los representantes de productores y proveedores de vehículos automotores para informar sobre la modificación al numeral 1.2.2.3.3 del Titulo II del Capitulo 1 de la Circular Única de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Fundamento jurídico: La Superintendencia hace referencia al articulo 78 de la Constitución, el cual establece que la ley regulará el control de calidad de bienes y servicios ofrecidos y prestados a la comunidad, así como la información que debe suministrarse al publico en su comercialización. En esa línea, la norma Superior hace responsables a quienes en la producción y comercialización de bienes y servicios atenten contra la salud, la seguridad y el adecuado aprovisionamiento a consumidores y usuarios.

Luego, indica que el articulo 3 de la Ley 1480 de 2011 amplia el espectro de derechos de los consumidores y usuarios, al disponer en su numeral 1.2. que los consumidores y usuarios tienen derecho a obtener información completa, veraz, transparente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea respecto de los productos que se ofrezcan o se pongan en circulación, así como sobre los riesgos que puedan derivarse de su consumo o utilización, los mecanismos de protección de sus derechos y las formas de ejercerlos.

Asimismo, la Ley 1480 también determina que es una obligación por parte de productores y/o proveedores, a la letra de su artículo 7º, la de responder por la calidad, idoneidad, seguridad y buen estado y funcionamiento de los productos. En ese sentido, el articulo 19 de dicha Ley se establece la obligación de los miembros de la cadena de producción, distribución y comercialización, de adoptar medidas que sean acordes al deber de información, cuando conozcan de un defecto que pueda originar un evento que atente contra la salud, la vida o la seguridad de las personas.

Considerando lo anterior, la Superintendencia manifiesta la necesidad de modificar la Circular Única de la Superintendencia de Industria y Comercio para garantizar el cumplimiento de las obligaciones mencionadas anteriormente.

En concreto, modifica el numeral 1.2.2.3.3, Capitulo 1, Titulo 2 de la Circular Única, al consagrar el deber de información para los miembros de la cadena de producción, distribución y comercialización respecto a las campañas de seguridad en vehículos, de la siguiente forma:

  • Establece la obligación de los miembros de la cadena de producción, distribución y comercialización del sector automotor de informar si conoce de la existencia de un vehículo defectuoso, que por dicha condición haya producido o pueda producir un evento adverso contra la salud, la vida o la seguridad de las personas. Asimismo, de tener conocimiento de dicha circunstancia, debe señalar las medidas preventivas y/o correctivas a las que haya lugar.
  • Se entiende que un miembro de la cadena de producción, distribución y comercialización tiene conocimiento de que un vehículo es defectuoso cuando: (i) ha sido informado por el consumidor, otro miembro de la cadena o un tercero, (ii) cuando conoce o cuenta con evidencias de que el vehículo podría incumplir con un requisito de seguridad o relacionado al reglamento técnico exigible para vehículos, (iii) cuando conoce o cuenta con evidencias de que se esta incurriendo en un error de diseño, fabricación, construcción, embalaje o información del producto que no permita ofrecer una razonable seguridad a las personas, (iv) cuando conoce o tiene noticia de que el estado de los conocimientos científicos y técnicos concluyen que el uso de un vehículo en particular involucra un riesgo de evento adverso contra la salud, la vida o la integridad de los consumidores, (v) cuando en curso de una investigación administrativa se advierta que el miembro de la cadena tuvo conocimiento de la existencia del defecto, (vi) cuando se haya informado en la jurisdicción de otro país sobre la existencia de un defecto en un vehículo idéntico o sustancialmente similar a los que se comercializan en Colombia.

Asimismo, la nueva norma consagra que en cada cas se estudiará que el miembro de la cadena haya actuado con debida diligencia en el momento en que debió conocer de cualquiera de las situaciones descritas.

Paralelo a lo anterior, la modificación incluye la disposición relativa al tiempo con el que cuentan los productores o representantes del productor que conozcan de la existencia de un vehículo defectuoso que haya ocasionado o pueda ocasionar un evento adverso, a saber, 3 días calendario siguientes al despacho del Superintendente Delegado para la Protección del Consumidor. Asimismo, los obligados deben presentar una comunicación contentiva de un plan de acción con la información necesaria para el desarrollo de la campaña de seguridad en vehículos.

Respecto a las medidas preventivas, la modificación establece que el miembro de la cadena que tenga conocimiento de los posibles defectos de un vehículo susceptibles de causar un evento adverso debe adoptar las medidas apropiadas para prevenir la extensión del daño y cumplir las siguientes obligaciones:

  • Para el productor o su representante existe la obligación de suspender la producción o nuevas ordenes de compra del vehículo defectuoso, informar dentro de un plazo de 3 días calendario a todos los distribuidores y comercializadores sobre el vehículo defectuoso, ordenar a los proveedores la suspensión inmediata de la comercialización del vehículo defectuoso, informar a los consumidores sobre el vehículo implicado a través de medios idóneos e informar a la Superintendencia de Industria y Comercio.
  • Para los proveedores existe la obligación de suspender la distribución y comercialización del vehículo defectuoso, solicitar al productor o al representante la información a suministrar a los consumidores sobre el defecto, informar a los consumidores sobre el vehículo defectuoso e informar a la Superintendencia.

En cuanto a las medidas de control, los productores y representantes del productor deben informar a la Superintendencia de Industria y Comercio dentro de los primeros 8 días calendario de cada trimestre el avance las campañas de seguridad en vehículos adoptadas. El deber de reporte cesara después de 3 años desde el inicio de las campañas, siempre que el obligado demuestre la maxila diligencia para contactar a los consumidores que pudieran verse afectados, sin perjuicio de la faculta de la Superintendencia para requerir reportes adicionales.

Ahora, la modificación también contempla las excepciones al deber de reportar en cabeza del productor o su representante, las cuales aplican cuando el productor no realiza una campaña de seguridad. En este caso, el productor debe reportar dicha situación a través del “Formato de Campaña en Seguridad en Vehículo”, exponiendo todas las razones pertinentes.

Por último, la modificación estipula una sanción por incumplimiento, obstrucción o resistencia al cumplimiento de las normas establecidas para campañas de seguridad de vehículos y el deber de información. Las sanciones a imponer, en caso de ser necesario, son las previstas en el articulo 61 de la Ley 1480 de 2011.

 

Fuente: Ver Proyecto Superintendencia

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *