La SuperSociedades se pronuncia sobre la Ley de Plazos Justos y su aplicación

La SuperSociedades se pronuncia sobre la Ley de Plazos Justos y su aplicación

La Superintendencia de Sociedades fue consultada por un particular en los siguientes términos:

“(…) solicitó información y aclaración sobre la aplicación de la Ley 2024 de 2020 “Ley de Plazos Justos”, principalmente en lo referente a si la ley en mención aplica a los acuerdos que se celebren a partir de la entrada en vigencia de la misma (01 de enero de 2020) o si debe aplicarse a los acuerdos celebrados anteriormente (Año 2020 hacia atrás)”.

Sobre este tema consulte:

Consideraciones de la Superintendencia de Sociedades

En primer término, la entidad administrativa recordó que las medidas sobre plazos justos en materia mercantil se encuentran reguladas en la Ley 2024 de 2020 y en el Decreto 1733 de 2020.

La Ley 2024 de 2020 contempla que la aplicación de los plazos justos será gradual, atendiendo a los siguientes criterios:

Artículo 3º.

(…)

1. A partir de la entrada en vigencia de esta ley, el plazo para el pago de obligaciones, en los términos del artículo, será de máximo sesenta (60) días calendario durante el primer año.

2. A partir del segundo año de la entrada en vigencia de la ley, el plazo máximo será de cuarenta y cinco (45) días calendario.

En cuanto a las operaciones mercantiles que se realicen en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, el plazo máximo y definitivo para el pago de obligaciones será de sesenta (60) días calendario. Dicho plazo comenzará a regir desde el inicio del tercer año contado a partir de la entrada en vigencia de la presente ley.

Por su parte, recuerda la SuperSociedades, el Decreto 1733 de 2020 consagró en su 1º lo siguiente:

Obligación de pago en plazos justos. El computo del término para el pago en plazos justos iniciará con la entrega de las mercancías o la prestación efectiva del servicio, de conformidad con lo establecido en el artículo 3 de la Ley 2024 de 2020, en los siguientes casos:

1. Cuando la factura no sea recibida por el adquirente a través de medios electrónicos.

2. Cuando el vendedor no esté obligado a expedir factura de venta, de conformidad con la normativa vigente.

En los términos del numeral 4 del artículo 4 de la Ley 2024 de 2020, cuando el adquirente reciba por medios electrónicos la factura de venta y no se encuentre excluido del ámbito de aplicación, las obligaciones deben pagarse dentro de los siguientes plazos:

1. 60 días calendario a partir de la recepción de la factura que cumpla con los requisitos establecidos en el Estatuto Tributario, para las facturas recibidas entre el 10 de enero y el 31 de diciembre de 2021.

2. 45 días calendario a partir de la recepción de la factura que cumpla con los requisitos de establecidos en el Estatuto Tributario, para las facturas recibidas a partir del 10 de enero de 2022.

3. 60 días calendario a partir de la recepción de la factura en las operaciones comerciales que se realicen en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, a partir del 10 de enero de 2023.

De esta manera, concluye la entidad,

los pagos deben seguir las reglas previstas en la Ley 2024 de 2020 y su decreto reglamentario.

Consulte aquí el documento: cpto-220-004721-21