No puede fungir como jefe de control interno la persona que ejercía el cargo de revisor fiscal en la misma entidad

No puede fungir como jefe de control interno la persona que ejercía el cargo de revisor fiscal en la misma entidad

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública -CTCP- fue consultado por un particular en los siguientes términos:

“actualmente trabajo para una firma de auditoria con la cual prestamos los servicios de Revisoría Fiscal en dos empresas en las que firmo como Revisor Fiscal principal designado, las empresas para las que prestamos el servicio es un grupo empresarial conformado por 5 empresas, en este momento salió una vacante para director de control interno para el grupo empresarial y me han hecho la propuesta de presentar mi hoja de vida, donde no voy a dar fe pública ni voy a incidir en los procesos contables las funciones de este cargo son de procedimientos de control interno, la pregunta es si existe inhabilidad para poder postularme?

Aclarando que el contrato me lo harían con una de las empresas en las que no he tenido ningún vínculo y la labor de control interno se realizaría en las 5 empresas”. 

Consideraciones del CTCP

El Consejo recordó en primer lugar, al referirse al ejercicio de la jefatura del control interno y la revisoría fiscal, que “son dos objetivos diferentes los perseguidos en cada uno de los cargos”.

Sumado a lo anterior, en virtud de la Ley 43 de 1990 existe una prohibición expresa frente a “la aceptación de un revisor fiscal para ejercer en el cargo de director de control interno”:

Artículo 48. El Contador Público no podrá prestar servicios profesionales como asesor, empleado contratista a personas naturales o jurídicas a quienes haya auditado o controlado en su carácter de funcionario público o de Revisor Fiscal. Esta prohibición se extiende por el término de un año contado a partir de la fecha de su retiro del cargo. Negrita fuera de texto.

Artículo 49. El Contador Público que ejerza cualquiera de las funciones descritas en el artículo anterior, rehusará recomendar a las personas con las cuales hubiere intervenido, y no influirá para procurar que el caso sea resuelto favorablemente o desfavorablemente. Igualmente no podrá aceptar dádivas, gratificaciones o comisiones que puedan comprometer la equidad o independencia de sus actuaciones.

Con el propósito de ilustrar con mayor claridad lo anterior, el CTCP presentó un cuadro diferenciado el concepto de inhabilidad incompatibilidad:

Inhabilidad

Incompatilidad (sic)

“Una inhabilidad no es otra cosa que el impedimento para acceder o ejercer determinada profesión, empleo u oficio, debido a condiciones fácticas o jurídicas que acompañan a una persona. La Corte las ha considerado “hechos o circunstancias antecedentes, predicables de quien aspira a un empleo que, si se configuran en su caso en los términos de la respectiva norma, lo excluyen previamente y le impiden ser elegido o nombrado”. También se ha referido a ellas como “la falta de aptitud o la carencia de una cualidad, calidad o requisito del sujeto que lo incapacita para poder ser parte en una relación contractual. (Sentencia 788 de 2009 Corte Constitucional MP Jorge Iván Palacio Palacio).”

“La incompatibilidad se entiende como aquella circunstancia que surge durante el desarrollo de una actividad y que constituye impedimento para continuar ejerciendo el cargo so pena de contrariar las disposiciones legales y éticas, o bien le signifiquen abstenerse de aceptar otros encargos o generar otros vínculos. Constituyen incompatibilidades, las inhabilidades sobrevinientes, es decir que se materializan cuando ya se está ejerciendo el cargo”

CTCP, concepto 0088 de 2022