Pérdida de vigencia de las disposiciones convencionales en materia pensional no afecta los derechos causados de los trabajadores

Pérdida de vigencia de las disposiciones convencionales en materia pensional no afecta los derechos causados de los trabajadores

a Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, decidió no casar una sentencia de segunda instancia por al cual se reconocían unas pensiones que tenían como sustento la convención colectiva de trabajo suscrita entre las accionantes y la demandada.

La demandada sostenía, entre otros argumentos, la pérdida de vigencia de las reglas de carácter pensional contenidas en convenciones colectivas de trabajo teniendo en cuenta el Acto Legislativo 1 de 2005, no obstante la Corte precisó que estas, al igual que los pactos colectivos de trabajo, laudos arbitrales y aquellas de acuerdos válidamente celebrados, no comporta la merma de los derechos adquiridos, mientras esos estatutos o actos estuvieron en pleno vigor.

La Sala recuerda en sentencias CSJ SL5844-2014, CSJ SL1846-2016 y, recientemente, en la CSJ SL517-2020 se estableció que del Acto Legislativo en comento, se extrae una regla general, consistente en que a partir de la vigencia del mismo, no se puede acordar en pactos, convenciones colectivas, laudos o acto jurídico alguno, regímenes pensionales diferentes a los establecidos en las leyes que regulan el sistema general de pensiones. Del mismo modo, queda vigente un régimen de naturaleza transitoria, según el cual las condiciones pensionales que regían a la fecha de vigencia del acto legislativo contenidas en convenios colectivos de trabajo, laudos o acuerdos válidamente celebrados,

mantienen su vigencia por el término inicialmente estipulado sin que en los convenios o laudos que se suscriban entre la vigencia del acto legislativo y el 31 de julio de 2010, puedan pactarse condiciones pensionales más favorables a las que se encontraren vigentes, perdiendo vigencia en cualquier caso, en la última calenda anotada.

Ahora bien, respecto a la duración del convenio colectivo, si ese término estaba en curso al momento de entrada en vigencia del acto legislativo, dicho acto jurídico regiría hasta cuando se finalice. Ocurrido esto, la convención colectiva de trabajo pierde totalmente su vigencia en cuanto a materia pensional se refiere. Lo que significa, que por voluntad del constituyente, las disposiciones convencionales respecto de las pensiones de jubilación que se encontraban rigiendo a la fecha de expedición del Acto Legislativo No. 01 de 2005, mantendrán su curso máximo hasta el 31 de julio de 2010. En este orden de ideas, a partir del 31 de julio de 2010 perderán vigor

las reglas de carácter pensional que rigen a la fecha de vigencia de este Acto Legislativo, pero no los derechos que se hubieran causado antes de aquella data al amparo de esas reglas pensionales (…) Conforme a lo anterior, no hay duda de que la reforma constitucional no implicó la pérdida de vigencia inmediata y general de las pensiones convencionales, ya que dejó a salvo los derechos que se hubieran causado antes de su expedición e incluso algunos que surgieron con posterioridad a ella, siempre y cuando se hubieren pactado antes de dicha modificación, las que quedaron amparadas por un régimen de transición.

Consulte el fallo aquí: