Proyecto de Ley para revivir Ley de Financiamiento es presentado en el Congreso para primer debate

Proyecto de Ley para revivir Ley de Financiamiento es presentado en el Congreso para primer debate


Ley 1943 de 2018.

Situación fáctica: En la Gaceta No. 1131 del Congreso de la República fechada el 26 de noviembre de 2019, se radicó la ponencia para primer debate sobre el Proyecto de Ley No. 278 de 2019 en Cámara y 227 de 2019 en el Senado, por medio del cual se adoptan las normas para promover el crecimiento económico, la inversión, el fortalecimiento de las finanzas públicas y la progresividad, equidad y eficiencia del sistema tributario, de acuerdo con los objetivos que sobre la materia impulsaron la Ley 1943 de 2018.

Fundamento jurídico: Respecto al carácter de la normatividad que se propone en el Proyecto, éste establece que se trata de una ley tributaria combinada con una ley de crecimiento, pero no de una ley de financiamiento. En esa medida, modifica 47 artículos de la Ley de Financiamiento.

Ahora bien, el Proyecto de Ley presentado tiene como objetivo reunir los elementos de la Ley 1943 de 2018 o Ley de Financiamiento para reconocer los efectos positivos de lo propuesto por dicha ley, teniendo en cuenta que ésta fue declarada inexequible por la Corte Constitucional. En ese sentido, el fin fundamental del Proyecto es que se apruebe en los mismos términos de la Ley de Financiamiento con base a cuestiones como el impuesto a dividendos, la factura electrónica y la disminución de la tasa nominal de tributación para personas jurídicas.

Para esto, es importante denotar cuales son los efectos positivos de la Ley de Financiamiento que fueron considerados por los redactores del Proyecto ante el Congreso. Estos efectos son que: (i) la Ley aportaría al crecimiento económico del país, específicamente en un 3,3%; (ii) la Ley generaría avances importantes y progresivos hacia la equidad en las cargas tributarias, al enfocarla en los ingresos. Lo cual generaría, entonces, una disminución de la pobreza y aportaría considerablemente al crecimiento de las pequeñas empresas; (iii) la Ley implicaría una simplificación del Régimen Simple de tributación, teniendo en cuenta que algunas personas no realizan las contribuciones debido a las grandes trabas que existen, por lo cual se hace indispensable eliminar los tramites innecesarios; (iv) la Ley genera escenarios de sostenibilidad fiscal, a través de una eliminación del impuesto que genera más herramientas para que la DIAN aumente el recaudo, y a su vez fortalece la fiscalización.

Dicho lo anterior, es importante mencionar que los debates en el Congreso de la República giraron en torno a los siguientes temas fundamentales:

  • Impuesto al consumo de bienes inmuebles.
  • Normalización de activos.
  • Replanteamiento del régimen simple de tributación para que los empresarios no formalizados se amparen en el régimen.
  • Impuesto a los dividendos.
  • La necesidad de establecer incentivos que aporten a la creación de empleo, al disminuir la carga impositiva en sectores estratégicos. Asimismo, dichos incentivos van a permitir evaluar la posibilidad de establecer tasas diferenciales para las medianas y pequeñas empresas.
  • Beneficio de auditoria.
  • IVA en zonas francas.
  • Terminación de procesos por mutuo acuerdo.
  • Impuesto al patrimonio.
  • Componente inflacionario de los rendimientos financieros.
  • Renta presuntiva.
  • IVA en bienes de capital.

A partir de las discusiones llevadas a cabo en el Congreso, y cuyo resumen se incluye en la Ponencia en cuestión, se determinó que la propuesta frente a la Ley de Financiamiento se concreta en 12 temas principales:

  1. Establecimiento del impuesto de normalización tributaria para el 2020
  2. Eliminación del impuesto al consumo de bienes inmuebles
  3. Generación de empleo en exenciones
  4. Eliminar topes de acceso a la renta en el sector agrícola
  5. Desmonte de la renta presuntiva
  6. Desgravar el componente inflacionario de los rendimientos financieros
  7. Precisar el tratamiento del IVA en zonas francas
  8. Homogeneización de las exclusiones del IVA para cirugías estéticas.
  9. Facilidad de pago en materia de terminación por mutuo acuerdo en procesos administrativos, conciliación contencioso-administrativa y favorabilidad en la etapa de cobro.
  10. Sobretasa al sistema financiero.
  11. Establecimiento del beneficio de auditoria para el año 2021.
  12. Creación de una comisión de evaluación de beneficios tributarios.

Adicionalmente, frente al mecanismo de obras por impuestos, de especial importancia para el sector postal, el Proyecto propone eliminar la limitación para que proceda este nuevo mecanismo de pago. Especialmente, para las empresas mineras y de hidrocarburos, y las calificadas como grandes contribuyentes dedicados a la actividad portuaria. La idea, entonces, es permitir que todas las empresas o que un número mayor de tipos diversos de empresas puedan acceder al mecanismo de pago de obras por impuestos para promover el desarrollo de proyectos de relevancia para las ZONAC o zonas más afectadas por el conflicto armado, como parte del desarrollo de sus actividades económicas complementarias. Asimismo, frente al mecanismo de obras por impuestos se propuso precisar elementos importantes respecto a su alcance y aplicación, especialmente para el régimen aplicable a la interventoría.

Después de revisado el proyecto de ley presentado por el Gobierno Nacional que se espera reemplace la Ley de Financiamiento (Ley 1943 de 2018) y analizadas y conciliadas las propuestas de modificación planteadas por los Congresistas a dicho documento, es posible afirmar que el texto modificado mantiene muchas de las normas contenidas en la Ley 1943 de 2018, pero incluye algunas normas nuevas y concretas. Así:

  • Reduce la tarifa máxima de impuesto a los dividendos de 15% a 10% para personas naturales residentes y aumenta la tarifa de impuesto a los dividendos del 7,5% al 10% para personas naturales y jurídicas no residentes.
  • Elimina el impuesto al consumo en la compra de bienes inmuebles.
  • Crea de un nuevo impuesto de normalización de activos para el año 2020 con una tarifa del 15%.
  • Reduce el porcentaje aplicable al patrimonio base de renta presuntiva a 0,5% para el 2020 y al 0% a partir del año 2021.
  • Crea una deducción del 120% de los salarios pagados a menores de 28 años que estén siendo empleados por primera vez.
  • Desgrava el componente inflacionario de los rendimientos financieros.
  • Excluye de la base para liquidar el IVA en la importación de bienes desde zona franca, aquellos elementos (servicios o materia prima) sobre los que el usuario de zona franca ya hubiere pagado IVA.
  • Excluye de IVA a las cirugías estéticas.
  • Precisa que la sobretasa del impuesto de renta previamente establecida por la Ley 1943 de 2018 aplica a las instituciones financieras. Así mismo amplía hasta el año 2022 la aplicación de la sobretasa y se modifica su porcentaje para el año 2020. Se establece que la sobretasa deberá recaudarse vía anticipo equivalente al 100% de la misma.
  • Extiende el beneficio de auditoría para el año gravable 2021.
  • Reduce a cinco años del término de firmeza aplicable a las declaraciones en las que se compensen o generen pérdidas fiscales, y a las que presenten contribuyentes sujetos al régimen de precios de transferencia.
  • Amplía de dos a tres años del término para corregir voluntariamente las declaraciones tributarias en las que se disminuya el saldo a favor o se incremente el valor a pagar.
  • Modifica los tipos penales relacionados con temas impositivos y su aplicación.
  • Otorga facilidades de pago para terminación por mutuo acuerdo de procesos administrativos, y conciliación contencioso-administrativa. Igualmente, incluye normas de favorabilidad en la etapa de cobro.
  • Establece medidas para la generación de empleo, por ejemplo, incrementando el requisito de número de empleos para el beneficio de mega inversiones.
  • Revive el artículo 491 del Estatuto Tributario, que prohibía expresamente la posibilidad de tomar como impuesto descontable el IVA pagado en la adquisición de activos fijos.
  • Establece tres días al año de exención de IVA para ciertos productos, con límites en función de su precio de venta.
  • Aclara que la base gravable del impuesto al patrimonio a cargo de personas naturales residentes y de personas naturales y jurídicas no residentes será su patrimonio líquido a primero de enero del 2020.
  • Señala la entrega a título de devolución del IVA de una suma fija a partir de 2021 para los hogares de menores ingresos.
  • Reduce gradualmente los aportes a salud de los jubilados que reciben un salario mínimo, del 12% al 4%, en un período de tres años.
  • Crea una comisión de estudio de beneficios tributarios.
  • Otorga un término adicional de seis meses para que los fondos de capital privado puedan adecuarse a los requisitos previstos en la norma para seguir manteniendo el diferimiento en el reconocimiento del ingreso en cabeza de los inversionistas.
  • Permite a los trabajadores que perciben rentas de trabajo diferentes a las derivadas de la relación laboral, restar los costos y los gastos que tengan relación con la actividad productora de renta.
  • Establece para el Gobierno Nacional la obligación de entregar al Congreso de la República un informe sobre los efectos de eliminar y sustituir el IVA por el Impuesto Nacional al Consumo con una tarifa del 8%.
  • Incluye precisiones en relación con el beneficio de economía naranja, entre ellas, el número de empleos requeridos según el monto de inversión e ingreso y momento de constitución de la sociedad que optaría por el beneficio.
  • Modifica las limitaciones para que empresas extractivas y puertos, puedan acceder al mecanismo de obras por impuestos.

Adicional a lo anterior, dentro del Proyecto de Ley se incorporan nuevos artículos que regulan las siguientes cuestiones:

  1. Nuevas deducciones por primer empleo, donaciones de gobiernos extranjeros, permite a los compradores de transporte publico solicitar devolución de IVA.
  2. Se reduce a 5 años la firmeza de precios de transferencia y se amplía a 3 años el término para corregir el contribuyente su declaración.
  3. Amplia retroactivamente la presunción del PND a los procesos de fiscalización en curso de la UGPP
  4. Amplia la planta de personal del defensor del contribuyente
  5. Crea el comité para “evaluar el cambio del IVA por impuesto al consumo del 8%” y de comisión para evaluar los beneficios tributarios actuales.
  6. Devolución de IVA a los menos favorecidos, reducción de la cotización de pensionados de un salario mínimo progresiva hasta el 4% en 2022.
  7. Acuerdos de pago sobre IVA de actividades culturales y de innovación, de acuerdo al artículo 168 de la Ley 1955 de 2019.
  8. Modificación del reparto de impuesto al consumo de cigarrillos para Bogotá y el resto de las entidades territoriales.
  9. Nueva normalización, pero con cambios en materia de valoración de activos, expresamente no genera ninguna infracción.
  10. Bienes sin IVA 3 días al año por un monto límite de UVT solo hasta 2022.

Con todo, el Proyecto de Ley es un llamado a concretar los acuerdos importantes que se han planteado frente a la regulación del Gobierno Nacional y la Ley de Financiamiento, los cuales pueden aportar considerablemente a la generación de empleo en el país, generar avances importantes en el sector agropecuario y propender por el establecimiento de disposiciones equitativas para la población de menores ingresos.

Con la radicación del Proyecto este 26 de noviembre de 2019, éste iniciaría en los próximos días su trámite legislativo en el Congreso de la República.

Leer Ley

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *