Sala de Casación Laboral reconoce que para aplicar la solidaridad entre el beneficiario de la obra y la empresa contratista, la ejecución del contrato debe corresponder a las labores propias naturales de la empresa.

Sala de Casación Laboral reconoce que para aplicar la solidaridad entre el beneficiario de la obra y la empresa contratista, la ejecución del contrato debe corresponder a las labores propias naturales de la empresa.


Artículo 34 del Código Sustantivo del Trabajo.

Situación fáctica: Mediante la sentencia de Radicado Número 56560 del 22 de octubre de 2019, a Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia resolvió un recurso de casación interpuesto por Henry Villegas Londoño contra la sentencia proferida el 21 de marzo de 2012 por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia dentro del proceso promovido por él contra Servicargas Urabá EU, Sociedad de Comercialización Internacional Consultoría y Servicios Bananeros y el Instituto de Seguros Sociales en Liquidación (en adelante “los demandados”). La demanda inicial promovida por el señor Villegas contra los demandados pretendía declarar solidariamente responsables a éstos por no haberlo afiliado de forma oportuna al Sistema General de Pensiones, por lo cual consideró procedente que los demandados le pagaran una pensión de invalidez de origen común.

Para fundamentar sus pretensiones, el demandante declaró que prestaba servicios como “auxiliar de calidad” a una de las empresas demandadas, la cual a su vez actuaba como prestadora de servicios de otra de las empresas demandantes. En ese sentido, consideró que todos los contratos que suscribió con la empresa contratante se ejecutaron en beneficio de otra empresa, lo cual implica que sus servicios prestados como auxiliar de calidad hacen parte del giro ordinario de las actividades de la comercializadora demandada, y que durante la ejecución de los primeros 4 contratos no fue afiliado a ningún fondo de pensiones.

Posteriormente, una vez afiliado al fondo de pensiones por parte de la entidad demandada, el demandante presentó una enfermedad que hizo que tuviera que solicitar la pensión de invalidez, la cual fue negada al no cumplir con el mínimo de semanas cotizadas.

En sentencia de primera instancia, el Juzgado de Circuito Laboral condenó a las empresas demandadas a reconocerle al demandante la pensión de invalidez, y a pagarle la suma por retroactivo hasta la fecha de la providencia.

En sentencia de segunda instancia, en la cual se resolvió el recurso de apelación interpuesto por el demandante, la Sala Laboral del Tribunal Superior confirmó el fallo de primera instancia. Posteriormente, el demandante interpone demanda de casación con el fin de que se condene al ISS a pagar la pensión de invalidez, o subsidiariamente reconocer la responsabilidad solidaria entre las empresas demandadas.

Fundamento jurídico: Al resolver los cargos expuestos por el demandante, la Sala consideró que en aplicación del artículo 34 del Código Sustantivo del Trabajo, no es suficiente que el ejecutor de la obra sea contratista independiente, sino que entre el contrato de obra y el de trabajo medie una relación causal, consistente en que la obra o labor pertenezca a las actividades de quien encargó su ejecución. Asimismo, estableció que si la labor contratada es ajena a las actividades de la empresa que encargó la ejecución, los trabajadores del contratista no tienen en contra del contratista la acción solidaria contenida en la norma.

Así, en el caso del demandante, la Sala encontró que los servicios prestados por el contratista independiente no eran labores extrañas a las actividades normales de la empresa, “toda vez que si su razón de ser es la distribución y comercialización de los productos en el exterior, sería impensable que las labores de asistencia técnica y transporte que suministraba Servicargas SA, no fueran propias o indispensables para realizar la finalidad de su gestión diaria o cotidiana.”

Finalmente, la Sala decide casar la sentencia proferida en primera instancia, modificando la condena impuesta a las empresas demandadas. Lo anterior, al considerar que el demandante adelantó actividades que pertenecían al giro normal de los negocios, y en esa medida es posible alegar responsabilidad solidaria de las empresas demandadas frente al pago de la condena impuesta por el Tribunal.

Fuente: Sentencia del 22 de octubre de 2019 de la Sala de Casación Laboral (Sala de Descongestión No.4) de la Corte Suprema de Justicia. Magistrado Ponente: Giovanni Francisco Rodríguez Jiménez. Radicación No. 56560, Acta 37, SL-4542-2019….)

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *