Sancionada la ley que adopta la depuración normativa y deroga varias normas: conózcala

Sancionada la ley que adopta la depuración normativa y deroga varias normas: conózcala

El presidente de la República sancionó este miércoles el texto de la Ley 2085 de 2021, a través de la cual se adoptó la figura de la depuración normativa y se derogaron varias disposiciones normativas. Ello con el objeto de

decidir la pérdida de vigencia integral de un grupo de cuerpos normativos de carácter general y abstracto de rango legal, afectados por diversos fenómenos jurídicos de pérdida de vigencia, y derogar, expresa e integralmente, otro grupo de cuerpos normativos, de carácter general y abstracto de rango legal, identificados como depurables por las oficinas y dependencias jurídicas de los sectores de la Administración Pública Nacional, así como fomentar la cultura de la legalidad.

Lo anterior con la finalidad de fortalecer el principio con:3titucional de seguridad jurídica.

¿Qué se entiende por depuración normativa?

En los términos del artículo 2º de la ley en comento la depuración normativa es un

Instrumento que permitirá decidir la pérdida de vigencia y derogación de grupos de cuerpos normativos de conformidad con los criterios de obsolescencia, contravención al régimen constitucional actual, derogatoria orgánica, cumplimiento del objeto de la norma, vigencia temporal y no adopción como legislación permanente.

En ejercicio de su respectiva competencia, la figura de la depuración normativa podrá ser utilizada por las Asambleas Departamentales, el Concejo del Distrito Capital, los Concejos Distritales y Municipales, y demás autoridades competentes.

Derogación expresa de normas de rango legal

Por obsolescencia e incompatibilidad con el régimen constitucional vigente, la Ley 2085 de 2021 derogó un variado grupo de cuerpos normativos expedidos entre los años 1873 y 1996. 

Aun con ello, precisa la ley,

La derogatoria expresa del grupo de cuerpos normativos a que se refiere el artículo anterior, no afecta ni modifica las situaciones jurídicas concretas, ni los derechos adquiridos que se hayan consolidado durante cada uno de los períodos de vigencia individual, ni las decisiones judiciales ejecutoriadas que se hayan dictado con fundamento en dichos cuerpos.

Consulte aquí el documento: