Superfinanciera establece los elementos mínimos de modificaciones a las condiciones de los créditos por emergencia COVID-19

Superfinanciera establece los elementos mínimos de modificaciones a las condiciones de los créditos por emergencia COVID-19

A través de la Circular Externa Nº14 de 2020, dirigida a los representantes legales de los establecimientos de crédito en el país, la SuperFinanciera impartió una serie de instrucciones relativas a la modificación de las condiciones crediticias anunciadas por el Gobierno Nacional como una de las medidas de choque frente a la emergencia causada por el COVID-19.

MODIFICACIONES A LAS CONDICIONES DE CRÉDITO, PERÍODOS DE GRACIA O PRÓRROGAS

Sobre este punto la SuperFinanciera precisó que las modificaciones a las condiciones crediticias, períodos de gracia o prórrogas deberán realizarse siguiendo estos parámetros:

i)  La tasa de interés no podrá aumentarse.

ii)  No deben contemplar el cobro de intereses sobre intereses, o cualquier sistema de pago que contemple la capitalización de intereses.

iii)  No deben contemplar intereses sobre otros conceptos como cuotas de manejo, comisiones y seguros que hayan sido objeto de diferimiento.

iv)  Para el caso de los créditos de consumo (diferentes de TC y rotativos), vivienda y microcrédito, el plazo se puede ajustar de forma tal que el valor de la cuota del cliente no aumente salvo por conceptos asociados a seguros, entre otros, y por cambios derivados de tasas de interés indexadas, para los cuales solo podrán variar en función del índice respectivo.

v)  En los casos en los que la medida implique un incremento en el valor de la cuota del cliente y éste la acepte, el número de cuotas pendientes de pago frente al plazo del crédito solo se podrá extender en la misma proporción del periodo de gracia o prórroga otorgada, salvo en los casos en los que la entidad y el deudor acuerden un plazo diferente, según sus necesidades.

vi)  Tratándose de los créditos comerciales las entidades podrán evaluar caso a caso, y establecer el efecto sobre la cuota y/o plazo según correspondan informando debidamente al cliente, en todo caso le serán aplicables los literales i), ii) y iii).

vii)  En el caso de créditos rotativos o tarjetas de crédito, en los cuales el mecanismo consista en postergar el valor de pago mínimo, en todo caso le serán aplicables el literal i), ii) y iii). Para las nuevas utilizaciones será aplicable la tasa de interés de mercado que defina el intermediario.

De igual forma la entidad precisó que todas las modificaciones que realicen los establecimientos crediticios a los condiciones de créditos vigentes

deben ser informados en cualquier momento a los consumidores financieros a través de cualquiera de los medios mediante los cuales se comunican con éstos, previendo la posibilidad de que el consumidor pueda rechazar las nuevas condiciones por estos, o aquellos que dispongan las entidades para estos efectos.

Dentro de esta información las entidades deberán “explicar de manera clara a los consumidores financieros, cuando se definan periodos de gracia o prórrogas, en qué consiste cada figura y si la misma aplica sobre capital, intereses u otros conceptos (ej. Seguros, cuotas de manejo, etc.)”.

 

Haga clic para consultar el documento: SuperFinanciera, Circular Externa 014 de 2020

 

Deja un comentario

4 Comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *