Superintendencia de Industria y Comercio establece directrices frente a los casos de inducción al error o engaño al consumidor a traves de propagandas comerciales con incentivos o promociones en Colombia.

Situación fáctica: La Superintendencia de Industria y Comercio emitió una Circular dirigida a los proveedores o expendedores que realizan o emiten propagandas comerciales con incentivos o promociones y ofertas en el territorio nacional, con el fin de informar la modificación del literal b) del numeral 2.1.2.1 y derogar el literal e) del numeral 2.1.2.2. del Capítulo Segundo del Título ll de la Circular Única de la Superintendencia de industria y Comercio.

El objeto de la Circular, más concretamente, es adecuar los requerimientos vigentes en el mercado actual sobre las instrucciones impartidas en los eventos en que una propaganda comercial con incentivos o promociones y ofertas puede inducir a error o engaño al consumidor.

Fundamento jurídico: Para fundamentar la modificación a la Circular Única de la Superintendencia, ésta recurre al articulo 78 de la Constitución, el cual establece que la ley debe regular el control de calidad de los bienes y servicios ofrecidos a los consumidores, así como la información que se suministra al público en la comercialización de dichos bienes.

Asimismo, hace referencia al derecho de los consumidores a acceder a una información adecuada, clara, completa, veraz, transparente, oportuna, suficiente, verificable, comprensible, precisa e idónea, que les permita hacer elecciones bien fundadas.

Por relevancia, también hace referencia al numeral 1.3 del artículo 3 de la Ley 1480 de 2011, el cual estipula que los consumidores tienen el derecho a recibir protección contra la publicidad engañosa, la cual se entiende como aquella cuyo mensaje no corresponde a la realidad o es insuficiente, y que en esa medida es capaz o puede inducir a error, engaño o confusión. En ese sentido, el articulo 30 de dicha norma establece que el anunciante es responsable por la publicidad engañosa.

Con todo, la Superintendencia modifica el literal b) del artículo 2.1.2.1 del Capítulo Segundo del Título ll de la Circular Única de esta Superintendencia, estableciendo la figura de inducción a error, bajo los siguientes términos:

Se entenderá que existe inducción al error:

  • Cuando el precio del bien o servicio es incrementado durante los 7 días anteriores al ofrecimiento de la promoción u oferta frente al precio regular del producto. Se exceptúa de este caso a los alimentos perecederos con vida útil igual o inferior a 7 días, conforme a la normatividad sanitaria.
  • Cuando el precio base sobre el cual se otorga la promoción u oferta nunca existió o no corresponde al ultimo precio anterior a la promoción u oferta.
  • Cuando la promoción u oferta es inexistente.

Por último, la Superintendencia establece el régimen sancionatorio para quienes realicen publicidad engañosa, a saber, las sanciones contempladas en el articulo 61 de la Ley 1480 de 2011.

Fuente: Ver Circular

publicaciones@kapitalfamily.com

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *