SuperSociedades publica "Abecé del Régimen de Rescate Empresarial" adoptado con ocasión del COVID-19

SuperSociedades publica "Abecé del Régimen de Rescate Empresarial" adoptado con ocasión del COVID-19

La Superintendencia de Sociedades profirió el documento Abecé del Régimen de Rescate Empresarial a efectos de ilustrar las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional a través del Decreto Legislativo 560 de 2020 en materia de insolvencia y procesos concursales.

El citado Decreto Ley y las medidas en él adoptadas reposan, fundamentalmente, en cuatro pilares:

I.

Creación de herramientas extra-judiciales de negociación expeditas

II.

Creación de mecanismos extraordinarios de salvamento para proteger la empresa, el empleo y el crédito

III.

Beneficios tributarios

IV.

Suspensión de normas y obligaciones legales

Las disposiciones contenidas en el Decreto Ley 560 de 15 de abril de 2020, le aplicarán a los deudores sujetos al Régimen de Insolvencia previsto en la Ley 1116 de 2006, es decir, las personas naturales comerciantes y las jurídi- cas no excluidas de la aplicación del mismo, sucursales de sociedades extranjeras y los patrimonios autónomos afectos a la realización de actividades empresariales, que se hayan visto afectadas por la crisis empresarial gene- rada por el Covid-19.

Ahora bien, para el procedimiento de recuperación empresarial en las Cámaras de Comercio, podrán acceder quienes estén sujetos al Régimen de Insolvencia y sujetos excluidos, siempre que no estén obligados a un régi- men especial de recuperación de negocios.

No obstante, el proceso de validación judicial no estará disponible para los sujetos que están excluidos del Régimen de Insolvencia, ante la Superintendencia de Sociedades o el Juez Civil del Circuito.

Generalidades del proceso de negociación de emergencia de acuerdos de reorganización

¿Cuáles son los beneficios financieros y tributarios previstos?

Entre el inicio del proceso de reorganización y la confirmación del acuerdo de reorganización de los deudores afectados, el concursado podrá obtener crédito para el desarrollo del giro ordinario de sus negocios durante la negociación. Estas obligaciones tendrán la preferencia prevista en el artículo 71 de la Ley 1116 de 2006.

 

Por otra parte, con la finalidad de promover el flujo de caja y aliviar la situación de los deudores admitidos a un proceso de reorganización empresarial o que se encuentren en ejecución de un acuerdo de reorganización, se adoptarán las siguientes medidas tributarias, hasta el 31 de diciembre de 2020:

    • No estarán sometidas a retención o auto-retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta y esta- rán exoneradas de liquidar y pagar el anticipo de renta de que trata el artículo 807 del Estatuto Tributario.

    • Estarán sometidas a retención en la fuente a título del impuesto sobre las ventas IVA del cincuenta por ciento (50%).

    • No se encuentran obligados a liquidar renta presuntiva por el año gravable 2020.

Normas suspendidas durante la vigencia del Decreto Ley 560 de 2020

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *