SuperTranporte abrió investigación a cuatro empresas por presuntamente facilitar la prestación de transporte ilegal

SuperTranporte abrió investigación a cuatro empresas por presuntamente facilitar la prestación de transporte ilegal

La Superintendencia de Transporte, después de recibir varias denuncias relacionadas con el presunto uso de herramientas o plataformas para la prestación de transporte ilegal, adelantó una averiguación preliminar respecto de empresas relacionadas con “Liftit”, “Didi”, “Beat”, “Cabify” y “Fory”, entre otras.

Surtida la averiguación preliminar, la Superintendencia no encontró mérito para imputar cargos contra Liftit, motivo por el cual se ordenó el archivo de la actuación iniciada en su contra. De otra parte, con base en la evidencia recaudada, la entidad imputó cargos contra cuatro (4) empresas relacionadas con las aplicaciones “Didi”, “Beat”, “Cabify” y “Fory”.

“La tecnología siempre es un aliado. Con neutralidad hemos revisado cada caso, y por eso se archivó la actuación contra Liftit. Con la misma neutralidad hemos encontrado méritos para imputar cargos a cuatro empresas, cuyas multas podrían superar los 8 mil  millones de pesos (aproximadamente unos 2.3 millones de dólares) para cada una de las empresas, si se les encuentra responsables de los cargos imputados”, indicó el Superintendente.

Los cargos imputados

A las empresas anotadas les fueron imputados los siguientes cargos:

(i) facilitar la prestación de transporte con vehículos que no tendrían las condiciones técnico mecánicas exigidas, ni contarían con los mantenimientos preventivos y alistamientos diarios exigidos por la ley;

(ii) facilitar la prestación de transporte con vehículos que no están homologados ni matriculados para servicio público,

(iii) facilitar la prestación de transporte con conductores que no tendrían la licencia de conducción para transporte público, ni las capacitaciones ni los programas de medicina preventiva requeridos,

(iv) facilitar la prestación de transporte sin contar con un plan estratégico de seguridad vial,

(v) facilitar la prestación de transporte sin contar con los seguros que cubran los riesgos según las exigencias legales,

(vi) facilitar la prestación de transporte por sujetos que no están constituidos ni habilitados de acuerdo con los requisitos legales,

(vii) alterar el servicio público, entre otros.

De ser halladas responsables, cada una de las precitadas empresas serían sancionadas con una multa de $8.602’459.600.oo.

Fuente: Superintendencia de Transporte

Deja un comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *